El quiromasaje es un tipo de masaje que encuentra su origen dentro de la metodología del “masaje sueco”, creado por Pehr Henrik  Ling. El vocablo, en realidad, es la unión de dos palabras originarias; “quiro”´, de origen griego, que significa “mano”, y “masaje” que significa: “operación consistente en presionar, frotar o golpear rítmicamente y con la intensidad adecuada determinadas regiones del cuerpo, principalmente las masas musculares”.
Siempre que no exista una inflamación importante, el quiromasaje está indicado en caso de contracturas, falta de tono muscular y fatigas musculares, adherencias, procesos dolorosos en  tobillo, dolores tendinosos, distensiones musculares y procesos dolorosos periarticulares (en hombro, codo etc.). Es igualmente positivo es para los procesos de degenerativos en articulaciones y problemas relacionados con la columna vertebral como dolor lumbar, cervical o dorsal.
Cualquier persona que esté pasando por un proceso depresivo, un estado de ansiedad, una crisis de apatía, tanto física como psicológica, o un período de estrés, seguro que en el quiromasaje encuentra una solución para paliar o transformar los efectos tan negativos que su cuerpo está acumulando, y no hay que olvidar que el dolor muscular acumulado en muchas ocasiones puede estar relacionado con un alto componente emocional.
Eqilibrarte Centro de Acupuntura y Masaje
Experiencia, Profesionalidad, Efectividad.
Quiromasaje
Masaje de piedras calientes
El masaje con piedras calientes (Hot Stones Massage) es una especialidad del masaje en el que se utilizan piedras de origen volcánico, que previamente se calientan en unos recipientes especiales, como medios para conseguir un masaje profundo y sumamente relajante.
Las piedras utilizadas son de origen volcánico, basálticas, por lo que tienen unas propiedades minerales únicas:  absorben el calor y lo transfieren hasta los tejidos corporales más profundos, como músculos, ligamentos, tendones, etc. produciendo en la persona que recibe este masaje una sensación de relajación muy profunda y un notorio alivio de dolores corporales.  Un masaje con estas piedras equivale a varias horas de descanso o a varias sesiones de masaje tradicional.
Efectos del masaje con piedras calientes:

Este tipo de masaje, además de los beneficios propios, produce en las personas que lo reciben, los siguientes efectos:

- Aumenta la circulación periférica (especial para personas con problemas circulatorios periféricos)

- Aumenta la tonicidad y firmeza de la piel y tejidos superficiales.

- Calma los dolores de espalda, hombros y otros dolores articulares.

- Produce una relajación profunda y única.

- Descongestiona, relaja y descarga las fibras musculares.

- Aumenta la energía y la sensación de vitalidad.

- Reduce la estática de la superficie corporal (dolores corporales superficiales y tensión cefálica) por su
acción magnética.
©2015 Eqilibrarte centro de acupuntura y masaje
Teléfono
923 070 059